fonte

#030 ¿Cómo entiendes la expresión "casa de Dios"?


 

Youtube: ver video

Ud. escribió preguntando ¿que entiendo yo en la expresión casa de Dios?, bueno Dios tiene una casa y en ella debe haber orden, así como tengo una casa y debo mantener el orden en ella. La diferencia es que el orden en la casa de Dios fue dado por él a los hombres (1 Timoteo 3:15). Ahora me estoy refiriendo a la Iglesia como casa de Dios en un aspecto diferente. Ya hablé de ella en otras respuestas como siendo el Cuerpo, organismo, que tiene su cabeza en el cielo que es Cristo, el cuerpo está en la tierra. 

La casa es la parte terrena, en el sentido administrativo. Como ya dije anteriormente, el cuerpo sigue siendo perfecto (Efesios 4) nos habla del cuerpo de Cristo. Sin embargo, la casa de Dios no es perfecta (2 Timoteo 2) nos habla de eso. Entonces en el cuerpo de Cristo nunca habrá división, tampoco habrá ningún error con el cuerpo de Cristo, y de ella forman parte todos los salvos. Pero en la casa de Dios ahí habrá problemas porque es un testimonio que fue colocado en la mano de los hombres en la esfera de aquellos que profesan el nombre de Cristo y ahora es una grande casa donde existen vasos para honra y vasos para deshonra.

Pero eso no nos exime de la responsabilidad de la casa que fue dada a los hombres. ¿Qué encontramos en 1 Corintios 5? Encontramos, el cuidado de la casa. En ella había pecado. En aquella asamblea y Pablo clama por una acción. Se trata de un caso de disciplina en la iglesia o asamblea en su carácter de casa de Dios. ¿Debería dejarse que el que fornicaba participe o no de la Cena? Obvio que no, no había escoger. Los hermanos tenían el poder o autoridad del Señor para actuar. Es claro que en este capítulo vemos algo más que no tenemos hoy, la autoridad apostólica de entregar a alguien a Satanás para la destrucción de la carne (es decir para muerte física) por ejemplo, así como Pedro hizo con Ananías y Safira, lo que es más o menos el caso del "pecado para muerte" (del cuerpo), mucha gente confunde diciendo que es para perdición eterna o del alma, no, es para muerte del cuerpo a veces Dios permite que la persona muera para que no de mal testimonio.

Pero Pablo en (1 Corintios 5:13). Él dice: "quitar de en medio de vosotros a ese inicuo" Si pensamos en los patrones modernos cuando el hombre inventó un montón de cosas que no encontramos en las Escrituras, unos dirían que esto equivaldría a sacarlo de la iglesia como miembro, otros dirían que no deberían dejar que entre en el templo o que participe en ciertas reuniones reservadas, prohibirle que cante en el coro, tocar en la banda, etc., etc. Pero nada de esto es así, no tiene fundamento bíblico de alguna de estas cosas, aquí no encontraremos a los Corintios actuando así.

Ellos No tenían membresía, no tenían templo, no tenían coro o banda. ¿Pero que tenían entonces? Tenían la mesa del Señor. ¿O por qué estaría escrito: "con el tal ni siquiera COMAIS?". ¿Dónde comemos? En una mesa, que es el lugar de comunión normal entre personas. ¿Dónde expresamos la comunión con los demás miembros del cuerpo Cristo? En el pan, partido en la mesa del Señor (1 Corintios 10). En 1 Corintios 5 no se trata de quitar a alguien del cuerpo, pues es imposible sacar a alguien del cuerpo de Cristo, el verdadero creyente es miembro del cuerpo de Cristo, entonces se trata de sacar a alguien de la mesa del Señor, de la comunión de la mesa del Señor. Y creo que, si la asamblea tenía el poder de excluir a alguien de la comunión de la mesa del Señor, ella también tiene el poder de admitir, o readmitir (que es lo que aparece en 2 Corintios 2:7-8 en cuanto al que fue excluido en 1 Corintios 5). Y esto se hacía no con la autoridad de los hombres, sino con la autoridad del Señor. Era hecho en el nombre del Señor Jesucristo (1 Corintios 5: 4). Hacer algo "en nombre de" es hacer algo con autoridad delegada. Yo no puedo entender cómo algo dentro de una denominación pueda estar siendo hecho SOLAMENTE en el nombre del Señor, y no en nombre de él y de la denominación. Esto ya es otra historia.

Ahora vamos a ver dónde entraría 1 Corintios 11:28 que dice: "Examínese a sí mismo", bueno este pasaje está relacionado con aquellos que ya están en la mesa, los que ya participan en la cena del Señor, ya están en comunión a la mesa del Señor. En términos prácticos. Cuando alguien llega a un lugar donde los hermanos están reunidos al nombre del Señor (Mateo 18:20), celebrando la cena del Señor, alrededor de la mesa apenas solo en sentido figurado porque la mesa es una comunión, y cuando esa persona llega se presenta como cristiano, ¿Será que debe ser recibida en base a lo que habla? Yo soy cristiano y quiero participar de la cena, no, no, porque la responsabilidad y cuidado de la mesa del Señor fue dada a los que están allí reunidos, Mateo 18:18 dice: "Todo lo que atares en la tierra será atado en el cielo, ..." – este pasaje no trata de salvación, sino de administración y decisión. El recién llegado que se dice ser cristiano podría ser un hereje, un espiritista, a veces se llaman cristianos, o de testigos de Jehová, o algo así, o, aunque sea un cristiano que creyese en las verdades fundamentales del cristianismo, por ejemplo, la divinidad de Cristo o la salvación por la fe.

Él podría estar viviendo en adulterio o estar públicamente deshonrando el nombre del Señor. ¿Cómo es que puedo sentarme a la mesa y tener comunión con alguien así en esa condición? Debemos recordar que Dios había dado a los israelitas en el pasado un cuidado semejante en la ordenación de la Pascua (Éxodo 12:48) dice: "Ningún incircunciso comerá de ella", entonces ese era un criterio para participar de la pascua, y como sé que aquel que llega a una reunión es un cristiano, yo no sé porque solo Dios conoce el corazón, pero por sus obras, por su conducta yo puedo tener una idea, y yo puedo conocer sus obras si lo observo por algún tiempo o en todo caso si él viene con una carta de recomendación de hermanos que yo conozco, como podemos ver que se hizo en el nuevo testamento.

Resuelta esa cuestión el hermano tendría su lugar a la mesa del Señor para celebrar la memoria del Señor en su muerte, entonces cual es el peso de la expresión de 1 Corintios 11 “examínese a sí mismo” y luego dice: y coma así del pan, y beba de la copa. Entonces examínese así mismo para comer no para dejar de comer (1 Co. 11:28) Examínese no es en el sentido de juzgarse la propia persona si es digna de comer o no, nosotros éramos todos indignos, pero el Señor nos hizo dignos, si yo llegué hasta ahí, es decir ya estoy en comunión a la mesa del Señor, la orden es coma y así examinado como siendo hecho digno yo como siempre, ahí no dice vea si debe comer o no, ahí dice: examínese a sí mismo y así coma. Si yo estuviese en algún pecado que deshonra el nombre de Cristo, yo no debería ni llegar a ese punto de estar listo para congregar y participar de la cena, yo debería antes confesar a los hermanos con los cuales me estoy reuniendo, que estoy en un pecado, entonces, ellos con la autoridad que el Señor dio a la asamblea decidirían si yo debería o no ser excluido de la comunión a la mesa del Señor.

Es interesante como nosotros somos críticos cuando se trata de nuestra casa ¿no? Sin embargo abrimos todas las puertas cuando se trata de la casa del Señor, ¿será que lo que yo dije hasta aquí tiene fundamento bíblico? Antes de que refutes, yo esperaría que analices cuidadosamente, no es porque nosotros ya hacemos algo hace muchos años, y estamos en lo cierto, no, la palabra de Dios es nuestro modelo, y no lo que nosotros vemos lo que practican a nuestro alrededor, entonces revisa en la palabra de Dios si tiene sentido todo lo que dije aquí respecto a la casa de Dios y de la mesa del Señor.

Nunca compartiremos su correo electrónico con terceros.

Lo que respondí por Mario Persona tiene licencia bajo un Creative Commons Attribution-No Derivative Works 2.5 Licencia de Brasil . Licencia Creative Commons
Aclaraciones: El contenido de este blog proporciona respuestas a las preguntas de corresponsales, por lo que las declaraciones aquí pueden no aplicarse a otras personas y situaciones. Algunas respuestas fueron construidas a partir de la reunión de mas de un corresponsal. El objetivo es solo mostrar lo que dice la Biblia sobre las cuestiones levantadas, y no sugiere ninguna interferencia de los cristianos en la política y la sociedad, en el sentido de exigir a las personas que sigan los preceptos bíblicos. El autor está a favor de la libre expresión y la comprensión de la Biblia podría entrar en conflicto con la opinión de algunos estudiantes, defendiendo el respeto por las personas de diferentes orígenes y estilos de vida. Aquí discutimos ideas y doctrinas, no personas. La opción "Comentarios" fue desactivada, no por opiniones opuestas, sino por opiniones que parecían favorables porque tenían la intención de ofender a las personas al anunciar una iglesia o religión, que involucra a los lectores.

Respondí

Lo que Respondí

3 Minutos

Evangelio en 3 Minutos

Por la Gracia